Curiosidades sobre los encendedores desechables

91 359 30 25
Curiosidades sobre los encendedores desechables

De todos los artículos para el fumador de Chamartín, sin duda, uno de los más demandados son los encendedores, sobre todo si incluimos en este apartado a los encendedores desechables. Hoy ya prácticamente ningún fumador utiliza cerillas, si acaso, para encender un buen habano, siempre que consiga encontrar a su alrededor alguien que lleve encima una caja de fósforos.

A lo largo de tantos años dedicados a la venta de artículos para el fumador en Chamartín, hemos podido recopilar algunos datos curiosos sobre este tipo de mecheros. Los primeros encendedores de plástico nacieron en los años 60 gracias a una empresa francesa llamada Flaminaire. Eran los primeros encendedores que la llama se producía gracias a un depósito de butano de su interior. A principio de los años 70 Bic absorbió a Flaminaire y comenzó a vender mecheros desechables por todo el mundo.

Cada uno de los mecheros desechables que se venden actualmente, más de 5 millones diarios en todo el mundo, está compuesto de 10 piezas diferentes que incluyen un dispositivo de seguridad que impide que la rueda que provoca la chispa pueda girar accidentalmente. Esta es una de las muchas medidas de seguridad que han ido añadiendo los encendedores desechables. Cada encendedor, antes de salir de la fábrica ha de superar diferentes controles en los que se analiza la calidad y la seguridad en 50 puntos diferentes.

Aunque la mayoría de los encendedores que hoy se venden siguen produciendo la chispa mediante la fricción de un minúsculo trozo de pedernal sobre una rueda metálica, hace años que los de funcionamiento piezoeléctrico van ganando terreno, pero de ellos hablaremos otro día.

En el Estanco Barrientos - Exp. 402, tenemos una amplio catálogo de mecheros para ti.

haz clic para copiar mailmail copiado